El Gobierno aprueba un nuevo Plan Pima y subvencionará la compra de autobuses eléctricos

jueves, 12 de junio de 2014

El Consejo de Ministros ha aprobado el nuevo Plan Pima Transporte para renovar flota de vehículos pesados, que tendrá una dotación de 405 millones de euros para la financiación, estará compartido por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y por entidades bancarias. Además se destinarán 10 millones para la compra de autobuses eléctricos.

El anterior Plan Pima para autobuses y autocares se puso en marcha a principios de 2013 y finalizó ese mismo año.

Además, el pasado viernes también se aprobó un Real Decreto por el que se regula la concesión directa de subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos en 2014 en el marco de la estrategia integral para el impulso del vehículo eléctrico en España 2010-2014 (Programa MOVELE 2014). El plan cuenta con una dotación de 10 millones de euros y por cada autobús o autocar podrá recibirse una ayuda de 8.000 euros.

Los vehículos deberán estar matriculados por primera vez en España, y pertenecer a alguna de las siguientes categorías: cuadriciclos, turismos, furgonetas o camiones ligeros, autobuses y autocares. Todos ellos deben ser eléctricos nuevos, entendiendo como tales aquellos cuya energía de propulsión procede, total o parcialmente, de la electricidad de sus baterías, cargadas a través de la red eléctrica.

Los beneficiarios de estas ayudas serán los particulares, los profesionales autónomos, así como las empresas privadas, válidamente constituidas en España y con personalidad jurídica propia. Como novedad, se incluye a las Comunidades Autónomas, Entes Locales, los entes públicos dependientes o vinculados tanto de las anteriores y a la propia Administración General del Estado, así como los puntos de venta, en el caso de que la venta la realiza otro concesionario.

El plazo de solicitudes será hasta el 31 de diciembre de 2014 o hasta que se agote el presupuesto disponible, si ocurriera con anterioridad. Se aceptarán vehículos matriculados a partir del 1 de enero de 2014.

Por Mayte Rodríguez López