El autobús transporta a más de 235 millones de escolares al año

Esta semana ha comenzado el período escolar 2019-2020, que se prolongará hasta el mes de julio del próximo año. “Con las clases, se inicia una temporada en la que los autobuses realizarán en torno a 280 millones de desplazamientos y transportarán a más de 235 millones escolares (235.383.000 en 2018, según las estadísticas del INE)”, informa Confebus en un comunicado.

Según la confederación, actualmente, en España circulan alrededor de 17.500 autocares dedicados al transporte escolar, un tipo de transporte que concentra el 13% del total de la facturación del sector del autobús [1].

Desde su fundación, CONFEBUS aboga por la promoción del transporte escolar como medida para mejorar el tráfico urbano y, en consecuencia, reducir los niveles de contaminación de la atmósfera. La aglomeración y el colapso de determinadas arterias de las ciudades en horas punta tiene que ver en parte con el uso masivo del vehículo particular para la entrada y la recogida de los escolares.

“Facilitar un modelo de transporte escolar generalizado y eficiente permitiría ahorrar vehículos de la circulación y reducir externalidades como la pérdida de tiempo en horas punta, accidentes y emisiones de gases GEI”, señala Rafael Barbadillo, presidente de la Confederación. No obstante, la Administración juega un papel determinante a la hora de fomentar esta modalidad de transporte: “Sería necesario integrar el transporte escolar en los Planes de Movilidad Urbana Sostenible y generar marcos regulatorios adecuados para suscitar el trasvase del vehículo particular al autobús escolar, garantizando la calidad del servicio”, concluye.

También indica, “el autobús es uno de los modos más seguros para viajar por carretera: es 21 veces más seguro que un coche en cuanto a número de heridos y 24 veces más seguro en cuanto a número de víctimas mortales en accidentes”. Aun así, CONFEBUS recuerda la vital importancia que tiene la Educación Vial, que, una vez más, requiere de la iniciativa de las instituciones y los centros escolares. Como apunta la Guía para la prevención de accidentes en el transporte escolar de la DGT, aparte del conductor, en el transporte escolar tienen un papel muy importante los padres o tutores de los escolares, los acompañantes, y los profesores, que tienen el deber de fomentar la Educación Vial.

Por Mayte Rodríguez López