Anetra se pregunta si es adecuado integrar rutas escolares en servicios concesionales regulares

La asocacion nacional que aglutina al sector discrecional, ANETRA, nos envía un comunicado cuestionando la integración de los servicios escolares en los regulares. “En algunas CCAA, por una razón puramente económica, se está planificando la integración del transporte escolar en los servicios públicos concesionales regulares pero ¿es esto lo más adecuado para los escolares?”, afirman.

Según recuerda la asociación, “el derecho a la educación mediante un servicio público de calidad lleva implícita la eliminación de los obstáculos de cualquier naturaleza que impidan o dificulten el ejercicio de este derecho, lo que exige el correcto y efectivo acceso a los centros docentes”. “Desde esta Asociación creemos que el traslado por medio de servicios concesionales puede no serlo”, afirman desde Anetra.

Según la asociación, no todas las expediciones de transportes públicos regulares de viajeros de uso general están obligadas a cumplir la normativa de seguridad específica para el transporte escolar y de menores.

Además, “no está exento de riesgo que los niños tengan que acudir hasta cualquier parada de servicio concesional en muchos casos lejos de sus domicilios. (Numerosas Sentencias tienen en cuenta este riesgo y modifican el criterio de acceso a este tipo de transporte en función de la seguridad estimada no sólo por la distancia que se debe recorrer sino por el propio recorrido)”.

También indica Anetra que “en algunos casos los servicios integrados pueden superar los tiempos máximos de duración prevista por la normativa específica de seguridad en el transporte de este colectivo, y en otros la imposibilidad de planificación de expediciones (por previsiones de velocidad e itinerarios inviables por falta o inadecuación de infraestructuras por las que transitan los buses) pueden afectar a la seguridad y comodidad de los escolares”.

Otro dato que apunta la asociación es que “resulta alarmante que sea imposible afirmar que los menores están suficientemente protegidos (en muchos casos niños de muy corta edad) del contacto previsiblemente habitual con adultos desconocidos”.

Todo ello es lo que lleva a ANETRA a afirmar que lo mejor y más seguro para los menores es que sean recogidos y devueltos tras la jornada escolar lo más próximo a su domicilio, en un transporte cómodo, seguro y de calidad mediante servicios especialmente previstos para este colectivo tan vulnerable.

Por Mayte Rodríguez López