La empresa ÜSTRA, de Hannover, adquiere 48 Mercedes-Benz eCitaro eléctricos

La empresa de transporte municipal ÜSTRA de Hannover ha cerrado un acuerdo marco para adquirir 48 unidades del autobús urbano eléctrico. Los cuatro primeros eCitaro pedidos ya se entregarán este año. Todos los vehículos eCitaro del pedido equipan pantógrafos para cargas intermedias. El contrato se compone de 30 autobuses rígidos y 18 autobuses articulados eCitaro G.

«ÜSTRA avanza a toda velocidad hacia una movilidad sin emisiones. Estamos orgullosos de que el eCitaro sea un elemento importante en esta ofensiva de autobuses eléctricos», comentó Ulrich Bastert, director de marketing, ventas y servicio al cliente de Daimler Buses hoy en Hannover con motivo de la firma del contrato. «Nos alegra haber encontrado en Daimler Buses un fabricante de autobuses eléctricos con experiencia que, gracias a la entrega de 48 eCitaro, dará un impulso a nuestro objetivo de que el centro de Hannover sea de circulación exclusivamente eléctrica en 2023», explica Denise Hain, directora general de operaciones y personal de ÜSTRA.

Los autobuses de piso bajo cuentan con diez módulos de baterías de alto voltaje con una capacidad total de 243 kWh. Además, disponen de un pantógrafo sobre el techo para cargar en las paradas de cabecera de las líneas.

Los autobuses urbanos de Mercedes-Benz para ÜSTRA tiene un equipamiento de seguridad excepcional. Entre ellos, el servofreno de emergencia activo Preventive Brake Assist, por ejemplo. El Sideguard Assist del eCitaro advierte al conductor sobre posibles peatones y ciclistas al girar. Los pasajeros cuentan con una rampa de ayuda de entrada y salida del vehículo para pasajeros con movilidad reducida, conexiones USB para dispositivos móviles y un sistema de entretenimiento con monitores TFT.

La empresa de transporte municipal de Hannover ÜSTRA se encarga del transporte público metropolitano de la ciudad con 331 tranvías, 141 autobuses y cuatro barcos eléctricos. Los autobuses realizan unos doce millones de kilómetros al año en las 38 líneas con 672 paradas. La empresa apuesta por la movilidad sin emisiones y espera cambiar todos los autobuses del centro urbano a propulsión eléctrica dentro un plazo de tan solo cinco años. Con ello, dejarán de emitirse unas 3,8 toneladas anuales de CO2. Las inversiones de esta ofensiva de futuro basada en autobuses eléctricos, asciende a unos 53 millones de euros.

Por Mayte Rodríguez López