Los sindicatos piden mascarillas y protección para los conductores de autobús

Nos enfrentamos a una de las situaciones más complicados de las últimas décadas. Las repercusiones para las empresas de transporte no son aún cuantificables, entre otras cosas, porque estamos inmersos en pleno desarrollo de la pandemia. El cierre de colegios, empresas, turismo, congresos… ha significado ya la puesta en marcha de ERTEs en las empresas de discrecional, que han parado radicalmente su actividad.

Por su parte, las empresas que atienden servicios urbanos y de cercanías están, siguen realizando sus servicios en horas punta al 100% y en un 70% en el resto, para garantizar los protocolos de seguridad establecidos por el Estado.

Sin embargo, los sindicatos nos alertan también de la falta de material para los profesionales de la conducción y nos trasladan noticias de que algunas empresas cuentan con numerosas bajas de conductores por coronavirus y que tienen dificultades para atender los servicios establecidos.

Desde el SLT, Sindicato Libre de Transporte, nos alertan, además, de la grave situación para los conductores que no disponen de mascarillas para realizar sus servicios con seguridad. Un colectivo de alto riesgo para que el piden mayor protección. Aunque reconocen desde el mismo sindicato que se trata de una escasez de material a gran escala.

Por Mayte Rodríguez López