DIREBÚS se reúne con representantes del congreso y del senado del PSOE

Miembros de la Junta Directiva de DIREBÚS, se reunieron con César Ramos, que formará parte de la nueva Comisión no Permanente para la Reconstrucción Social y Económica, que es además, actualmente portavoz de la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y vocal en las Comisiones de Presupuestos y de Industria Comercio y Turismo.

Con Ramón Morales, Portavoz adjunto del Grupo Socialista de la Cámara Alta por el secretario general del PSOE e Iñaki García y Manuel Arribas, senador y diputado del PSOE respectivamente, el pasado 19 de mayo tuvieron un encuentro con dirigentes del Partido Socialista, a fin de poner en común los puntos críticos que han puesto al sector del transporte discrecional y turístico de viajeros en el peor de los escenarios por los que ha atravesado el sector.

Esta reunión se llevó a cabo con el claro objetivo de trasladar de primera mano, las concretas necesidades y problemáticas a las que se ven enfrentados a diario los autónomos y pequeños y medianos empresarios, colectivos que conforman el 80% del tejido empresarial dedicado a esta modalidad del transporte por carretera.

DIREBÚS expuso un paquete de medidas, cuya regulación inmediata podría suponer la única vía para que no desparezca un importante número de las casi 3.000 empresas que en España se dedican a esta modalidad del transporte de viajeros. Las medidas, que se expusieron en dos grupos, en base a la criticidad para asegurar la supervivencia del máximo número de empresas posible, contemplan la novación de contratos de leasing, renting y/o fórmulas de financiación de cualquier otra índole vinculadas a la compra de vehículos, aplicando una carencia de 12 meses.

Por otro lado, DIREBÚS, hizo especial hincapié en la necesidad de que este sector, tan íntimamente ligado al hipersector turístico, seriamente dañado por las consecuencias de la pandemia, sea considerado como un sector específico a la hora de regular la continuidad de ERTE’s de fuerza mayor y/o bonificaciones en los pagos de cuotas de seguros sociales. Aunque la ampliación de utilidad de los vehículos de transporte escolar hasta los 18 años, ha sido una reivindicación llevada a cabo por otras asociaciones, DIREBÚS no quiso perder la oportunidad que le brindó el Partido Socialista, para abundar en la necesidad de legislar sobre esta medida.

De igual forma y con carácter crítico, se puso encima de la mesa por parte de DIREBÚS, el hecho de que si estratégico es el transporte aéreo para el sostenimiento del turismo español, no menos estratégico es el transporte discrecional de viajeros, que resulta el elemento vertebrador clave para que el gasto turístico alcance la capilaridad necesaria, y llegue al mayor número de puntos geográficos a nivel nacional, repartiendo las posibilidades de supervivencia y sostenibilidad a tantos y tantos recursos turísticos que fundamentan la marca ESPAÑA tanto en los mercados emisores, como en el propio turismo interior.

Se trasladó, de forma encarecida, a los representantes del Partido Socialista, que el parón prácticamente total de la actividad se alargará, al menos hasta marzo del 2021. Esta previsión quedó fundamentada, por parte de la asociación, en la inexistencia de turismo exterior, la parada en seco y anulaciones de los tour operadores, que trabajan a medio gas en la temporada del 2021, dando prácticamente por perdida la del 2020, las escasas posibilidades de recuperación del turismo de reuniones, incentivos y congresos, la suspensión de eventos deportivos en la forma en la que los conocíamos, así como, las expectativas, no muy alentadoras, de la vuelta a las aulas, sin servicios que vayan más allá de las rutas escolares.

En tal sentido, se planteó a los representantes del Congreso y el Senado, que se valorase de forma responsable, dada las dificultades de recuperación que se les plantea, la posibilidad de que autónomos cuyo único oficio ha sido el del autocar, pudieran verse incluidos en programas especiales que les permitiese jubilarse desde los 60 años.

Así mismo, se debatió sobre lo incomprensible de que, a diferencia de otros medios de transporte, como el aéreo, un autocar no pueda transportar más que al 50% de su capacidad, que vienen a poner de nuevo al sector en un brete con difícil solución, pues el encarecimiento del servicio hará de barrera de entrada para clientes o el empresario deberá renunciar a sus márgenes, muy ajustados ya en el sector.

Motivos por los cuales desde DIREBÚS se instó a devolver al sector del transporte discrecional de viajeros, sin ayudas o subvenciones, como otras modalidades de transporte por carretera, que se regulase en base a las medidas necesarias de higiene y seguridad, y se restableciese la posibilidad de ocupar el 100% de la capacidad de los vehículos.

Adicionalmente, fueron también planteados otros temas de diversa índole, tales como la necesidad imperiosa de legislar sobre novaciones en los contratos de pólizas de seguro, y que se asegurase desde la Administración, un criterio único, que impidiese la situación actual en la que cada compañía aseguradora aplica frente a la pérdida de riesgo, una medida diferente. Por otro lado, se abundó sobre la necesidad de ofrecer la exención o bonificación del Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica para empresas dedicadas al transporte de viajeros, y la necesidad de asumir por parte de las comunidades autónomas, el pago de las indemnizaciones que emanan de las suspensiones de los contratos públicos, que dotarían al sector de algo de liquidez en la tensa situación en la que se encuentran.

Los miembros de la Junta de DIREBÚS, no quisieron dejar de mostrar su indignación con la Orden que regula los plazos para pasar las ITV’s que estuvieran vencidas, contraviniendo el Real Decreto que regula la inspección técnica de vehículos en España, ya que los vehículos que pasen la revisión se les pondrá en su ficha técnica no la fecha del día que acudan a la ITV sino la de la fecha en que debieron pasarla.

Después de una reunión intensa, en la que se compartió que el sector del transporte discrecional de viajeros por carretera, es un sector con una importante afectación y que atraviesa por duras circunstancias, se concluyó por parte de los representantes políticos que entienden la necesidad de la puesta en marcha de medidas para este sector concreto, que impida la desaparición de una parte importante de su tejido empresarial y la consiguiente pérdida para la sociedad y el sector turístico. El PSOE adquirió el compromiso de estudiar cuanto antes las medidas de forma individualizada y fundamentadas con datos económicos propios de este sector, para que éstas puedan ser evaluadas de un modo urgente y traducidas en medidas concretas que ayuden a paliar el grave riesgo de desaparición en el que ha situado esta pandemia a miles de empresas.

Por Mayte Rodríguez López