Se lanza también una campaña para promover la convivencia en los autobuses de DBUS

Jóvenes donostiarras ofrecerán su ayuda a personas mayores usuarias de Dbus para que puedan viajar con más seguridad y comodidad dentro de esta campaña que también ofrecerá información práctica a todos/as los/as usuarios/as

Dbus quiere promover el autobús como espacio de convivencia entre diferentes generaciones y para ello ha puesto en marcha la campaña “Laguntzaileak” (ayudantes), en la que participan tanto jóvenes como personas mayores. La campaña se enmarca en la estrategia Goazen Donostia impulsada por el Ayuntamiento de San Sebastián con el fin de que nuestra ciudad, y los autobuses de Dbus, sean lugar de encuentro y de convivencia amigable.

Bajo el lema, “Dbus, la línea que nos une”, la campaña “Laguntzaileak” busca implicar a usuarios/as de diferentes edades. En este sentido, con el objetivo de ayudar y orientar a las personas mayores que viajan en Dbus, 40 estudiantes del ciclo Atención a personas en situación de dependencia del Politécnico Easo ofrecerán su ayuda y acompañamiento durante tres días (15, 16 y 17 de mayo) a un colectivo que se puede encontrar con dificultades para comprender la información en las paradas o a la hora de viajar en el autobús. Se trata de fomentar la solidaridad intergeneracional y dotar a las personas mayores de herramientas que les permitan viajar en el autobús con más comodidad y seguridad.

A su vez, con esta campaña se busca que los/as jóvenes se impliquen y sean conscientes de que con pequeños gestos pueden hacer el viaje mucho más agradable a otras personas que pueden precisar de su ayuda y empatía. La campaña tiene vocación de continuidad y pretende servir también a otro tipo de personas usuarias para que con recomendaciones e información práctica recuerden la importancia de actuar con respeto y solidaridad. Al fin y al cabo las líneas de Dbus son líneas que nos unen con nuestros puntos de destino, pero también nos unen al resto de viajeros/as. Un lugar en el que San Sebastián se acerca, se entiende y convive, y una línea con la que la ciudad avanza.

Por Mayte Rodríguez López